MATÍAS ANGUITA, EL FORREST GUMP CHILENO, PASÓ POR COLLIPULLI RUMBO A PUERTO WILLIAMS


Tras una parada en Collipulli para cenar y "estirar un poco los músculos" conversamos con Matías Anguita, conocido también como el Forrest Gump chileno, quien se encuentra recorriendo nuestro país de norte a sur trotando por la ruta 5.

Ayer domingo por la noche hizo una parada en Collipulli para cenar en la Hostería "El Paleta" de propiedad de Mario Díaz, en donde se dio un tiempo para conversar con Portal Collipulli.


SUS INICIOS
Anguita, de profesión analista financiero, dice que de un momento a otro algo pasó en él. Claro, bordeaba los 100 kilos, su entretención era la comida chatarra y reflexionaba dándole duro a más de dos cajetillas de cigarrillos al día. Los amigotes, la noche… A ninguna parte llegaría bien; sí al cementerio. Por lo mismo se preguntó: ¿Dónde voy? No lo meditó mucho para pensar que por ese rumbo jaranero el asunto era complicado. Y ahí fue el momento de lucidez, casi el mejor de su vida: “Por esa senda me voy a matar”.

¿Qué hago? Fue la pregunta y se iluminó con el running. Por lo mismo, tomó sus zapatillas y comenzó no a caminar, sí a trotar y a dejar ese camino de la vida fácil que nunca más volvería a pisar.

Hoy en día Matías lleva a cabo el desafío de cruzar Chile de norte a sur, desde Arica a Puerto Williams. Por lo mismo, este “Forrest Gump” criollo está corriendo y viviendo en una casa rodante durante los 65 días que durará la difícil prueba por la Ruta 5, donde piensa sumar 5.200 kilómetros.

DESAFÍO RECORRER CHILE
Le consultamos respecto a ¿Cómo está desarrollando esta travesía?, a lo cual respondió que “La idea es correr dos maratones diaria, es decir, 40 km por la mañana y 40 por la tarde. No ha sido fácil, pero no es tan difícil como lo pensé, ya que nunca he estado solo... Los camioneros tocan la bocina, paran para darme la mano y la gente sale a saludarme, me desea suerte”, contó el corredor.

Luego de pernoctar en Collipulli, retomaría su carrera a eso de las 7:00 horas de la mañana de hoy lunes, hacia el sur de nuestro país.
Entre las anécdotas que nos contó, está la situación vivida en el norte de nuestro país, donde los poblados son escasos y por ende, los lugares donde se puede comprar comida. "Ahí estábamos preparando algo para comer cuando de repente se acercaron a nuestro remolque algunas personas preguntando por el precio de los churrascos. Fue algo que nos causó mucha risa y que a menudo recordamos como una de las anécdotas del viaje".


Luego de conversar respecto de lo que ha sido su trayecto, las ciudades que lo han visto pasar y lo que queda por recorrer, Anguita quiso entregar un mensaje a los collipullenses que hacen deporte a seguir por esta senda que es sinónimo de salud, teniendo presente que con esfuerzo y perseverancia todo es posible. Y a quienes llevan una vida sedentaria les instó  a hacer deporte. "Ojalá que cuando cruce Chile sea mucha la gente que esté corriendo y si es así, sería feliz porque se estaría cumpliendo mi objetivo", dijo.


Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook