Mayor Centro de Medicina Mapuche del país celebra 8 años de interculturalidad con gran Ngillatun.

Ya es un hecho que la medicina mapuche, basada en la naturaleza y en el trabajo de las machi, se ha convertido en una importante alternativa a la medicina tradicional occidental, lo que se basa en la confianza en el conocimiento ancestral de estas mujeres sobre las plantas medicinales (lawen) y la fuerza espiritual (newen) que ellas poseen.

En un espacio ubicado junto al Hospital Intercultural de Nueva Imperial se encuentra el Centro de Medicina Mapuche "Ñi Lawentuwün", donde trabajan 14 machi, cinco componedores de huesos (ngütanchefe) y una partera (puñeñelchefe), además de once lonko y ancianos que trabajan en aspectos educacionales y culturales de la sabiduría tradicional (kimün), trabajo que en su conjunto es coordinado por la Asociación Indígena Newentuleaiñ.

Para celebrar el éxito de esta iniciativa -tras ocho años de funcionamiento- y para comprometer a las autoridades nacionales y regionales en el apoyo a su gestión, se realizó este fin de semana un "Füta Ngillatun", una de las ceremonias más antiguas y poderosas del pueblo mapuche, en que una machi en trance pidió bienestar para todos los invitados, trabajadores y pacientes del centro de salud.

Ejemplo de interculturalidad
"En sus ocho años de funcionamiento este centro ha hecho un gran aporte, no sólo a la salud mapuche, sino también transmitiendo la cultura a los indígenas y no indígenas. Es destacable que se superen las mil atenciones mensuales donde muchas veces un 50% de esas atenciones corresponden a personas no mapuche que confían en esta tradición ancestral", señaló Alberto Pizarro Chañilao, director nacional de CONADI, destacando que de este modo el Centro de Medicina Mapuche "Ñi Lawentuwün" es un ejemplo de la interculturalidad que promueve la corporación.

Más recursos
"Hemos llegado a un promedio de atención de 1.500 personas al mes, que consideran la preparación de más de 60 mil recetas en ocho años de funcionamiento, aún así la demanda es mucho mayor a la capacidad de atención que tenemos", explicó Doraliza Millalen Rapiman, representante legal del Centro de Medicina Mapuche y presidenta de la Asociación Indígena Newentuleaiñ, agregando que se requiere aumentar  por lo menos en un 20% los recursos con que se cuenta actualmente.

"Las medicinas son cada vez más escasas, el lawen (plantas medicinales) es difícil de encontrar y cada vez hay que ir más lejos. Pero hacemos este trabajo con gusto, porque permite salvar vidas", señaló la machi Juana Licanqueo, del sector Llau Llau.

"Yo siempre me he tratado con machi, nunca he ido a la medicina de los hospitales. Ellas siempre nos tratan con remedios de hierbas, nunca con jeringas ni operaciones", indicó Juan Alejandro Campos, paciente de Gorbea.

Cabe recordar que el inicio del Centro de Medicina Mapuche "Ñi Lawentuwün" se remonta al año 2002, cuando en un histórico "Füta Trawün" (gran encuentro), la entonces ministra de Salud y actual presidenta, doctora Michelle Bachelet, comprometió el respaldo gubernamental a esta iniciativa que se concreto con las inauguración del centro en septiembre de 2006.
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook