SAG liberó a coipo que merodeada por las calles de Renaico

Gracias a la oportuna denuncia y a ayuda de un vecino de la comuna de Renaico, funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) rescataron y liberaron a un coipo, Myocastor coypus, macho adulto, en el Parque Nacional Nahuelbuta.


La especie protegida por la Ley de Caza, fue hallada por el empresario forestal, Pedro Aguayo, quien al llegar a su casa advirtió que en las cercanías de estadio municipal se ocultaba entre los matorrales el mamífero. Cabe destacar que el vecino de población Copahue resguardó al coipo hasta que llegó al lugar personal del SAG.

El inspector del SAG Angol, Jorge Fuentes Carvalho, explicó “que a causa de las altas temperaturas que se han registrado en la zona el coipo pudo haber llegado a este lugar desorientado en busca de humedales”.

El director del SAG Araucanía, Eduardo Figueroa Goycolea, agradeció la preocupación y colaboración de la comunidad. “Gracias a estas acciones el Servicio puede rescatar y recuperar especies protegidas las que posteriormente son liberadas en su medio natural, conservando así la fauna silvestre de nuestro país”.

Fuentes precisó que el coipo fue liberado en el Parque Nacional Nahuelbuta, área silvestre protegida que cumple con las condiciones apropiadas para estos mamíferos. “Junto a los guardaparques de Conaf se liberó esta especie silvestre, segundo ejemplar que se integra en el mismo sector”.

El Myocastor coypus, llamado comúnmente “coipo”, “coipú”, “nutria roedora”, o “nutria”, es una especie protegida por la Ley de Caza, que se encuentra catalogada con densidades poblacionales reducidas. Es un roedor propio del Sur de Sudamérica que habita en diversos tipos de humedales y terrenos  vegosos  que  permiten  su establecimiento.

Cabe destacar que la conservación de especies de fauna silvestre de Chile, ocupa un lugar destacado entre las labores que realiza el SAG. Para estos propósitos este Servicio regula y fiscaliza la caza y captura de fauna silvestre, así como su exportación e importación.

En este sentido, el SAG realiza un permanente llamado a la comunidad para que, en caso de encontrar especies en peligro de extinción o protegidas se contacten con el Servicio, para así poder evaluar su condición y derivarlos a los lugares más idóneos para su rehabilitación y recuperación.
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario