Multigremial exige presencia de Burgos y acusa que lo vivido fue "una noche de terrorismo"

Joel Ovalle, presidente de la Junta de Vigilancia Rural.



La presencia del nuevo ministro del Interior, Jorge Burgos, en la zona del conflicto mapuche, para que se reúna con las víctimas de la violencia rural exigió ayer la Multigremial de La Araucanía. Angélica Tepper, presidenta del organismo que reúne a los gremios de la zona, aseveró que la situación es preocupante, porque se vivió una "noche de terrorismo".

Planteó que el Gobierno y las entidades ligadas a la justicia están sobrepasados. "No hemos visto casos resueltos, hemos visto que sigue la impunidad. Los hechos hablan por sí solos en esta región", recalcó la dirigente. Y acotó que "no hemos visto voluntad política del Gobierno central de actuar en la región".

Patricio Crespo, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), también se sumó a las críticas al Ejecutivo. "Estos delincuentes, en la medida en que ven el campo más propicio van abriendo más los límites, y esto es porque el Gobierno no tiene definiciones para solucionar las cosas en la zona", afirmó.

El máximo dirigente de los agricultores expresó que "aquí nadie conversa con los actores, no hay una verdadera mesa de diálogo. Lo que ha pasado (los últimos ataques) es una expresión de la falta de conducción política en la zona de conflicto".

Y remarcó que a su gremio le afecta enormemente esta situación, pues "qué posibilidad tienen los agricultores de esta región de invertir si no tienen asegurada su integridad".


FUEGO CONTRA FUEGO
Joel Ovalle, presidente de la Junta de Vigilancia Rural que actúa en Angol, Ercilla, Collipulli y Los Sauces, afirmó que pese a que lo tildan de radical, él es partidario de que las víctimas se armen. "Ya lo he dicho: fuego contra fuego es la única forma en que se puede parar esto. Solo cuando los agricultores armen un grupo se va a acabar el conflicto", expresó.

A su juicio, "el Gobierno ya no puede parar esto" y a pesar de que "me digan loco, que cómo eso de (responder la) violencia con más violencia, vamos a llegar a eso, porque siguen sucediendo cosas".

Para Gloria Naveillán, secretaria ejecutiva de la Asociación Gremial de Agricultores de Victoria-Malleco, lo sucedido la noche del miércoles "fue un gallito para ver cómo reaccionan las nuevas autoridades".

Acotó que las señales que ha dado el Gobierno son erradas, como la visita del intendente Francisco Huenchumilla al asesino del matrimonio Luchsinger McKay, Celestino Córdova, apenas llegado al cargo en La Araucanía o "las esperanzas que les da a los mapuches de que se les comprarán tierras, sin resolver a quién se le va a comprar esas tierras. Porque al menos habrá que pedirle la opinión a los dueños, que somos nosotros", dijo.

Anoche, en Santiago, Juan Araya, presidente de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile, se reunió con el subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, para plantearle su preocupación por la violencia. Descartó, por ahora, realizar un paro de protesta. "Con un paro nacional solo vamos a favorecer a los violentistas", dijo.

Fuente: Economiaynegocios.cl
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

2 comentarios:

  1. Anónimo20:12

    Al gobierno socialista no le conviene reconocer que hay terrorismo en Chile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo5:18

      Exacto...Incluso lo fomenta, porque mientras más anarquía hay en el país más votos reciben ellos. Así es el populismo. Devorado por un egoísmo destructivo. Pero lamentablemente los verdaderos culpables son los idiotas que elijen tales gobiernos. Esa gente mediocre, de medio filo, de conciencia e intelecto barato, con mentalidad de bono, que no tiene iniciativa para superarse, ni menos para llevar al país adelante hacia un futúuo mejor

      Eliminar