Felipe Belmar se convierte en el primer titulado del país con síndrome de Down

"Los sueños se hacen realidad con constancia y esfuerzo".

Es el consejo de Felipe Belmar, un joven con Síndrome de Down que a sus 23 años cumplió su máximo anhelo: titularse de Técnico Agrícola.

Lo que para algunos no implicaría demasiado sacrificio, para él fue un largo trabajo que hoy da sus frutos.

El apoyo de su familia fue fundamental para desarrollarse y para alcanzar la independencia que hoy le permite trabajar en una empresa familiar, pero que no le impide tener sus propios proyectos en solitario.

Para él, la estimulación temprana fue clave para conseguir el éxito que ostenta con orgullo y que lo motiva a aconsejar a todos quienes tienen capacidades diferentes a luchar contra las desigualdades que existen en nuestro país.
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario