Madre de Collipulli necesita ayuda tiene dos hijos con diversas enfermedades

Un dramático llamado realizó la joven madre Ingrid Bahamondes, de 29 años, luego de conócerce a través de redes sociales que tiene dos hijos, Maximiliano Jara (11 años) y Joaquín Benavides (7 años) que padecen múltiples enfermedades.

Ingrid pide desesperadamente pañales para su hijo menor, pues gasta sobre 60 mil pesos mensuales, mientras que para Maximiliano solicita ayuda de especialistas para buscarle una solución a sus problemas físicos.

Todo esto partió a raíz de los problemas económicos que Bahamondes tiene en su entorto familiar. Por ello, motivada por un amigo suyo, el bombero Jorge Ruiz, decidió grabar un vídeo donde ella explica en 10 minutos su problema familiar viralizándose por las redes sociales con más de 7.500 reproducciones y que han conmovido a la provincia de Malleco.

Dedicada únicamente a vender colaciones puerta a puerta en Collipulli, la joven madre es el único sostén de la familia, pues vive sola junto a sus dos pequeños Maximiliano (ll) y Joaquin (7).

El primero padece de cardiópatia congénita, hidronefrosis (inflamación de riñón), hidrocefalia e hipospadias. Esta última es una malformación congénita por la que el pene no se desarrolla correctamente. Mientras que el segundo hijo padece de atrofia cerebral, microcefalia y retraso en el desarrollo psicomotor y del lenguaje además de epilepsia.

MAXI
En pasaje Toire Eiltel 1138, Ingrid comenta el drama que ha estado viviendo por más de 11 años.
"Tengo dos niñitos con enfermedades. Maximiliano nació con una cardiopatía congénita. Fue un proceso muy complicado porque había meses donde el hospilal no tenía los medicamentos necesarios en Santiago y había que comprarlos de forma particular. Recientemente está con una válvula que se le está contrayendo nuevamente en el corazón. Ahí está el problema porque tendremos que ir a Santiago nuevamente el 20 de octubre para ver si es que lo van a operar o no”.

“ Lo que quiero es que este caso se haga conocido porque me siento impotente ya que la verdad es que no sé qué hacer realmente. Ojalá exista algún especialista que lo pueda ver por la malformación testicular y me pueda decir si es que hay que operarlo o no. Ese es el tema más complejo porque además sus testículos no le crecen”, indicó la joven madre, donde el temor mayor es que se le genere un cáncer a Maximiliano.

JOAQUÍN
Su segundo hijo, Joaquín, vive una realidad más dramática debido a que “a los 6 meses le dieron ataques epilépticos y en Temuco le hicieron todos los exámenes y un doctor me dijo que va a ser “un bulto más y que no se va a desarrollar ni moverse”. Pese a eso, después pudimos ingresar a la Teletón y a los 3 años recién empezó a caminar tras el tratamiento que se le hizo. Nosotros le trajimos una mesa donde tenía que pararse 6 veces al día por 20 a 30 minutos para que pudiera tener una estabilidad. Él grita todo el día y solo dice un par de palabras ‘hola’, ‘tía' y 'mamá'".

Con lágrimas en los ojos y al borde del llanto, Ingrid intenta darse un respiro y se contiene señalando que ambos le han dado la fuerza para seguir luchando. Sin embargo, hace un llamado a la comunidad a fin de dar a conocer su caso y poder ayudarla con pañales para su hijo menor'. “En la municipalidad me ayudaron con algunos pañales y una canasta familiar. Lo que más necesito en este momento son los pañales del Joaquín y que el caso de Maximiliano se haga conocido y que algún especialista me ayude con su problema. Porque es difícil manejarse con 60 mil pesos de pensión de discapacidad".

Para contactarse con Ingrid Bahamondes y materializar algún tipo de apoyó se puede llamar al 73903852.

Por Claudio Nuñez - Diario Austral - Foto: Vídeo Jorge Ruiz

Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario