16 años de cárcel para hombre que intento matar a su esposa e incendio casa en Lumaco

El condenado Isidoro Antileo Reimán vulneró sentencia que le prohibía acercarse a su cónyuge y le incendió la casa, en una comunidad mapuche de Lumaco.  La Fiscalía apoyó el proceso de reparación de la víctima con una machi, y no con psicólogos como tradicionalmente se hace, por tratarse de una instancia más significativa para ella. 

Una sentencia de 16 años de presidio, de cumplimiento efectivo, obtuvo la Fiscalía en contra de un hombre que en marzo de este año trató de dar muerte a su cónyuge al interior una comunidad mapuche de Lumaco, vulnerando una sentencia que le prohibía aproximarse a la víctima.

El fallo recayó sobre Isidoro Francisco Antileo Reimán, de 64 años, quien fue condenado por el Tribunal Oral de Angol por los delitos femicidio en grado tentado, incendio y desacato. 

El fiscal jefe de Traiguén, Aldo Osorio, acreditó que la tarde del 20 de marzo de este año el condenado concurrió premunido de un cuchillo hasta el domicilio de su cónyuge, ubicado en el sector Liucura de Lumaco, desobedeciendo una sanción de un juzgado de familia por violencia intrafamiliar que le impedía aproximarse a la víctima, a su hogar o cualquier lugar donde se encontrase.

En el lugar dijo a la mujer que la mataría y cuando ésta se encerró en la casa le prendió fuego al inmueble, provocando un incendio que destruyó completamente la construcción.  La víctima resultó con quemaduras a tratar de apagar el fuego y al salir fue perseguida con el cuchillo por el agresor para darle muerte, sin lograr su propósito.

El fiscal Aldo Osorio valoró la sentencia, especialmente por la tranquilidad que da a la víctima, quien por pertenecer a la etnia mapuche y ser hablante de mapudungún, fue apoyada durante todo el proceso por un equipo profesional de la Fiscalía que incluyó a  una facilitadora intercultural.

“Le dio a conocer en forma inmediata el resultado del juicio y la víctima manifestó absoluta conformidad con la aquello, indicando que le daba tranquilidad conocer la naturaleza de la pena que se impuso a su marido”, señaló el persecutor.

Atención con pertinencia cultural

Diego Bizama, jefe de la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional, explicó que en casos como este,  en que la persona vive en una comunidad con pautas netamente mapuches, al constatar que el apoyo que tradicionalmente se brinda con psicólogos especialistas no resulta la mejor de las alternativa, se buscan otras más atingentes a sus tradiciones, como la medicina intercultural.  

“En este caso le brindamos una atención con una machi de su sector, que consideró una ceremonia de machitún como proceso de sanación, para que tuviera una instancia de apoyo personal significativa”, indicó el profesional.
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario