20 toneladas de chatarra electrónica recolectaron en feria de reciclaje electrónico en Angol

Vecinos de Collipulli viajaron hasta la capital provincial a dejar sus equipos




La primera versión de esta iniciativa -organizada por el municipio- tuvo gran aceptación en la comunidad. Alcalde Valdebenito anunció operativos en barrios para 2016.

Éxito total fue la “Primera feria de Reciclaje Electrónico” organizada por la Oficina Municipal de Medio Ambiente de la comuna de Angol. Electrodomésticos, computadores, televisores y celulares, todo en mal estado, fueron los elementos que cientos de vecinos llevaron hasta el Parque Escuela Normal, iniciativa que se enmarca en la estrategia comunal de reciclaje implementada por el Alcalde Obdulio Valdebenito.

“Los elementos tecnológicos provocan daños en el medio ambiente, por la composición de los elementos que contienen, y naturalmente nosotros (el municipio) tenemos que velar y cautelar lo que significa no seguir contaminando nuestra ciudad (…) y esta es una forma de decir alto a la contaminación”, señaló el alcalde de Angol, Obdulio Valdebenito.

Éxito
La actividad, que se desarrolló el sábado y domingo recién pasado, convocó a más de 500 personas, que en forma masiva llevaron sus artefactos en desuso.

“Se recolectaron más de 20 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Tuvimos entregas en forma familiar, también de organizaciones activas, como juntas de vecinos, además de personas de comunas aledañas como Collipulli, Renaico y Victoria, que se enteraron por redes sociales” dijo Artigas.

Jóvenes voluntarios junto a profesionales de la Municipalidad de Angol y de la Seremi del Medio Ambiente fueron los encargados de recibir al público y ayudar con el traslado del equipamiento, el que fue guardado en un conteiner exclusivo para el traslado de estos residuos.

Según señaló el encargado, el material recolectado fue entregado durante la mañana del lunes a la empresa Chile Recicla en la ciudad de Chillán, donde podrán hacer un buen uso de estos equipos.

Huella de carbono
Una de las novedades implementada en esta feria, fue la medición de la huella de carbono, medición que permite calcular el impacto que cada persona deja en el ambiente en su vida cotidiana.
Jorge Villarroel, vecino del sector Chillancito fue uno de los primeros en llegar al lugar y, al igual que los cientos de participantes, se midió su huella de carbono.

“Me di cuenta del consumo que hice desde mi casa acá. Me parece muy interesante porque me hacen un cálculo de lo que yo gaste en mi vehículo, lo que contamine en la atmósfera en los diez minutos que me demoré de mi casa hasta acá” señaló el vecino.

Buena recepción
“Estamos contentos por la buena recepción de la comunidad. Creemos que esta experiencia nos permite proyectar nuevas acciones de recolección para el 2016, esta vez enfocada en el trabajo de los barrios” señaló el alcalde de Angol.

“Yo los felicito de que estén haciendo este trabajo. Es un material que lo teníamos en un closet y me estaba molestando hace mucho tiempo, y no quería ir al basural a botarlo porque también entiendo el riesgo que tienen los materiales que esto conlleva, entonces estaban molestando, y por eso los felicito y me gusta mucho la idea del trabajo que están haciendo” señaló el vecino de Chillancito, Jorge Villarroel.

 “Es muy bonita la idea, es muy bueno el pensamiento de los angolinos, porque esto es para todos. Porque ensuciar el pueblo es lo más feo que hay” señaló Raúl Lagos, vecino de la ciudad de Collipulli, que viajó exclusivamente a dejar dos carros de material electrónico reciclable.
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario