21 años de cárcel para delincuente que mató a hombre de 17 puñaladas en Mulchén

Una pena de 21 años de cárcel fue la que recibió uno de los dos hombres acusados de asaltar a tres personas en la comuna de Mulchén, una de las cuales falleció tras recibir 17 puñaladas.

Ambos habían sido formalizados por el Ministerio Público por los delitos de robo con intimidación y robo con homicidio.

Con respecto al primer ilícito, G.R.N. y N.A.LL. fueron condenados a una pena de 5 años y un día de cárcel por los hechos ocurridos la madrugada del 11 de julio de 2014; en aquella oportunidad, los hombres abordaron a una pareja en plena vía pública para sustraerles 7 mil pesos y un teléfono celular. 

En torno al delito de robo con homicidio, ocurrido el mismo día pero horas más tarde, G.R.M. recibió una condena de 16 años. 

En aquella oportunidad, G.R.M. abordó a Rodrigo Fernández Navarrete (30) –también en la comuna de Mulchén- para sustraerle un teléfono celular y una billetera. A la víctima le propinaron 17 puñaladas que le causaron la muerte.

Ambos implicados, además, fueron condenados a las penas accesorias de prohibición para cargos y oficios públicos durante el tiempo que dure la condena, además de la prohibición de derechos políticos perpetua y para cargos de profesiones titulares.

ATENUANTES Y AGRAVANTES
Los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Los Ángeles consideraron una agravante y una atenuante en el caso del delito de robo con violencia, al momento de dictaminar la sentencia.“Hay una agravante que es que ellos incurren en la pluralidad de malhechores; es decir, cuando concurren dos o más malhechores que intervienen en un mismo hecho”, explicó el juez y vocero titular del tribunal angelino, Juan Pablo Lagos Ortega.Asimismo, explicó que la atenuante considerada fue la colaboración sustancial de ambos participantes en el esclarecimiento de los hechos.En este sentido, “ambos declararon; uno de ellos durante el juicio y el otro durante la investigación y reconocieron su participación en el hecho”, explicó el juez.

En el delito de robo con homicidio, en tanto, no se consideraron agravantes ni atenuantes. Ello porque “el condenado obró solo o, por lo menos, cuando declaró en el juicio no reconoció su participación en aquel hecho ni tampoco colaboró durante la investigación con el mismo”, detalló Lagos.

Uno de los hombres se encontraba en prisión preventiva desde junio de 2015, mientras que su compañero de fechorías lo hacía desde septiembre del mismo año. Por lo mismo, la pena comenzó a cumplirse desde ambas fechas, respectivamente.Sin embargo, y durante el transcurso de dicho periodo, uno de los implicados debió cumplir una pena de 41 días por un delito distinto al cual fue condenado en esta oportunidad.

La condena interpuesta por el tribunal deberá ser cumplida de forma efectiva; “todas las penas de 5 años y un día hacia arriba no puede ser sustituida por ninguna de las que señala la Ley 18.216, por lo tanto, se cumplen de manera efectiva”, explicó Lagos.

LOS HECHOS
Los hechos se remontan a la madrugada del 11 de julio de 2014 en la comuna de Mulchén. En aquella oportunidad, los imputados abordaron a una pareja en plena vía pública y les sustrajeron 7 mil pesos y un celular. Horas más tarde, asaltaron a Rodrigo Fernández Navarrete (30) para robarle un teléfono móvil y una billetera. Le propinaron 17 puñaladas que le causaron la muerte.

Fuente: Diario la Tribuna
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario