Bernardo Reyes, destacado ecólogo chileno: "Si no protegemos Nahuelbuta, nosotros moriremos con ella"


En el marco del Tercer Seminario de Temáticas Ambientales de Angol, el reconocido ecólogo chileno y docente de la Universidad de Chile, Bernardo Reyes Ortiz, arribó a la capital de la provincia de Malleco para exponer sobre los peligros de la muerte del Bosque Nativo de Nahuelbuta. 

En su ponencia denominada "El Binomio Servicio Ecosistémicos y Sistemas Productivos", Reyes reveló que el 80 por ciento de la cobertura vegetacional natural de Nahuelbuta ha desaparecido en los últimos 120 años. Asimismo indicó que, particularmente en la zona de Malleco, la desaparición del Bosque Nativo y su reemplazo por plantaciones es más acelerado que en ninguna otra provincia de Chile, lo que podría provocar un precoz e inminente agotamiento de los recursos hídricos. 

Los antecedentes expuestos por el Presidente de la Fundación Nahuelbuta son preocupantes porque evidencian que queda menos del 20 por ciento de la cobertura total de la zona que protege el balance hidrológico de la Cordillera de Nahuelbuta, de los valles que se riegan y de las ciudades que reciben el agua de esta zona a través de sus ríos, como lo son Nacimiento, Los Sauces, Purén, Angol, Cañete, Contulmo, Curanilahue, e incluso más al norte, hasta Lebu. 

Para evitar que el agotamiento de los recursos hídricos que proporciona la Cordillera de Nahuelbuta llegue a un punto trágico, Reyes propuso a los asistentes la creación urgente de una comisión permanente para el ordenamiento territorial y una mesa de trabajo para evitar la expansión forestal y restaurar las nacientes de agua de los cuerpos de agua. Además dijo que "esta comisión permanente no sólo tiene que estar conformada por organismos públicos competentes, sino también por ciudadanos bien informados dispuestos a contribuir con su tiempo y sus sentidos en el territorio para entender bien que es lo que está ocurriendo. Tienen que participar además los miembros de las APR, con los campesinos de la zona, porque esto no es sólo un tema de expertos con títulos universitarios. Queremos sobre todo tener a la gente que esté diciendo qué es lo que está ocurriendo en el territorio, cómo están ocurriendo esas transformaciones y, que a partir de recuperar la memoria histórica, podamos restaurar y proteger lo que nos va quedando de praderas y bosque nativo, pero sobre todo de aquellas zonas generadoras de agua". 

ECONOMÍA
En relación a la economía extractivista que prolifera en la Araucanía, Reyes expresó que "el ordenamiento territorial tiene que frenar esa expansión de desarrollo que sólo viene a demandar más agua, que sólo viene a utilizar, necesitamos una economía de restauración en Angol y en todo el territorio de Nahuelbuta. Es claro que necesitamos otra economía, ya no se puede continuar aceptando la economía extractivista, porque no nos sirve más el monocultivo de plantaciones ni forestales, necesitamos un desarrollo balanceado, equitativo y que haga sentido desde la perspectiva de los ecosistemas, un manejo ecosistémico de las plantaciones, un manejo ecosistémico de la agricultura". 

Al ser consultado por los 40 proyectos de Centrales Hidroeléctricas que se piensan construir en la región, el experto indicó que "esta región es la puerta de entrada a la Patagonia Chilena, es por eso que es muy importante que éste sea un lugar de llegada donde se pueda crear una nueva economía, una nueva forma de vida que se relacione en armonía con las tradiciones de larga data. No entiendo porqué un gobierno y un sector empresarial quieren imponer mayor inseguridad a todas esas inversiones que ha hecho la gente por décadas para construir las redes actuales de turismo y potenciarlas. Se están poniendo en riesgo los ríos cuando ya el mar nos está dejando saber que tenemos graves problemas en las costas de Chile. Quieren llenar de represas el territorio, en contra de la gente e instaurar un modelo de desarrollo eléctrico en contra del territorio, generando mayor antagonismo en este territorio".


CAMPAÑA
Al finalizar la jornada, Reyes invitó a la ciudadanía de Malleco a unirse a una campaña que busca recolectar firmas para pedirle a los actuales propietarios de la Forestal Arauco que se comprometan a no explotar la quebrada de Caramávida, para que así ésta pueda convertirse en la Reserva de la Biósfera de Nahuelbuta. "La meta es juntar unas dos mil firmas, para que le quede claro al Ministro de Medio Ambiente y a los dueños de los predios de que hay una ciudadanía consciente que les pide legalmente que cuiden la cuna del agua, a la que no le pueden imponer los intereses de inversionistas que no viven en la zona, que han demostrado que no les importa el devenir de este pueblo, que no les interesa su cultura y sólo están viendo cómo ampliar el lucro en base a ríos que hoy día son relativamente saludables gracias a que las comunidades que no han destruido el Bosque Nativo", finalizó.  


ORGANIZACIÓN
El evento que fue organizado por la Unidad de Medio Ambiente Municipal y la Oficina Municipal de la Juventud, también tuvo como expositores a Raimundo Garrido, quien habló de la pertenencia cultural y el tiempo libre en la naturaleza, Angélica Vásquez, doctora en Ciencias Forestales que habló de la degradación de los bosques, y a Manuel Maribur, quien compartió experiencias del turismo comunitario desarrollado en el territorio. 











Share on Google Plus

About Denisse Silva

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios: