13 años de presidio para asaltantes que mataron a oficial de la PDI en Victoria

El Tribunal Oral de Angol sentenció a Ramón Sandoval Torres y Rubén Herrera Navarrete a sufrir penas que suman 13 años de presidio, por el asalto que cometieron en Victoria el 24 de octubre del 2015, en el que asesinaron de un disparo a un subcomisario de la PDI que permanecía en el lugar.

La Fiscalía pedía la pena de presidio perpetuo calificado, pero la sala del tribunal integrada por los jueces Germán Varas, Francisco Boero y Julio Sandoval, desestimó  las circunstancias agravantes de responsabilidad penal invocadas -alevosía, premeditación y pluralidad de malhechores- e impuso a los condenados las penas de 10 años y un día de presidio por el delito de robo con homicidio, y de 3 años y un día de presidio por porte ilegal de arma de fuego.

El fiscal  jefe de Angol, Luis Espinoza, se manifestó conforme con el fallo, sólo en cuanto a que dio por acreditados los hechos y la participación como autores de los condenados, pero no con la pena, por lo que anunció que evaluará la presentación de un recurso de nulidad. “Obviamente lo que no nos trae conformidad es el quantum de la pena, ambos acusados deberán cumplir más de 13 años privados de libertad, pero sin duda no se condice con la pena de presidio perpetuo que nosotros estábamos solicitando. Por ello vamos a estar atentos a los argumentos dados a conocer en el fallo del día de hoy, vamos a analizarlos, con el objeto de poder determinar si es susceptible dicho fallo de un recurso de nulidad”, señaló.

LOS HECHOS
En el juicio la Fiscalía acreditó que el 24 de octubre del 2015, alrededor de las 23:00 horas, los condenados, premeditada y concertadamente, concurrieron al local comercial ubicado en calle Carrera N° 1205 de la comuna de Victoria, de nombre “Santa Olga”, con el objeto de robar.  Premunidos de un cuchillo cocinero y una escopeta hechiza, procedieron a intimidar a las víctimas D.A.A. y su hermano Jorge Alarcón Alvear, este último subcomisario activo de la Policía de Investigaciones de Chile, quien se encontraba accidentalmente en el lugar.

Los sujetos sustrajeron una caja que mantenía la suma aproximada de $ 250.000 en dinero en efectivo y para procurar la huida dispararon al cuerpo de Jorge Alarcón Alvear, causándole la muerte en el lugar a consecuencia de un “traumatismo cervical por proyectil de arma de fuego”.
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario