Preocupante aumento de delitos durante el verano en La Araucanía

El verano es una época de descanso para la mayoría, no así para los delincuentes quienes han aprendido a sacar partido de estas fechas para migrar a sectores de mayor atractivo turístico y con un incremento de la densidad de poblacional.

De acuerdo a un reciente estudio comparativo de la empresa ALTO, experta en la reducción de pérdidas patrimoniales por delitos en distintas industrias, durante enero y febrero de 2016 se observó una tendencia al aumento de los robos en supermercados y grandes tiendas de zonas más turísticas del país, en comparación con los incidentes ocurridos en los meses de noviembre y diciembre de 2015, previos al verano 2016.

Los resultados arrojaron que en enero y febrero aumentan los delitos en la zona lacustre de la Región de La Araucanía, la cual registra un alza de 208 por ciento, en comparación al aumento de 136 del período estival anterior. Con estas cifras, esta zona turística se convierte en la que más aumento presenta a nivel país por la delincuencia en periodo estival.

Para obtener un perfil más detallado de los imputados por robo hormiga en verano, ALTO comparó los incidentes de enero y febrero de 2016 con los de 2015.

De acuerdo a los resultados, la familia de productos que registra más robos en supermercados y grandes tiendas de Pucón y Villarrica es Alimentos, la cual representa el 27 por ciento del total de los hurtos. No obstante, los Abarrotes revelan un 525 por ciento de aumento y los robos de especies relacionadas con Mundo Bebé incrementaron un 150 puntos porcentuales. En cambio, las Carnes y Pescados disminuyeron un 29.

Los imputados corresponden en un 62,9 por ciento a hombres y en un 37,1 a mujeres, siendo estas últimas las que han aumentado en un 38% su participación en los delitos en comparación con 2015. El rango etario de éstos oscila entre los 18 y 24 años y el modus operandi predominante en sus robos corresponde a esconder las especies en carteras o mochilas, con un 257 por ciento de aumento en su ocurrencia comparando el verano 2015 con el del 2016. La mayoría de los incidentes se llevan a cabo entre las 15 y 18 horas.

La empresa ALTO ha identificado dos perfiles de imputados por robo hormiga en zonas turísticas.

Por un lado, están los “mecheros primerizos”, delincuentes sin antecedentes que suelen hurtar aquellas especies de primera necesidad con las que se “quedaron cortos” en pleno verano, como pasta de dientes, desodorantes, champús y especies más apropiadas para amenizar sus días playeros, tales como cervezas, quesos, jugos, etc.

Dentro de este perfil se nota la inexperiencia, generalmente se acompañan de amigos y cuando actúan lo hacen como una humorada. La mayoría de ellos tiene domicilio fuera de la región.

Por otra parte, está el delincuente reincidente, una especie de “mechero turista profesional”, cuyo objetivo no es precisamente veranear. Se movilizan por distintas ciudades turísticas con el objetivo de robar, se dirigen principalmente a especies de valor y que sean atractivas para la reventa, principalmente ropa de marca. Las aglomeraciones propias en estas zonas turísticas favorecen su actividad delictual y también el encubrimiento de lo sustraído.
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario