Ema Vidal, candidata a senadora: “Adultos mayores, vivienda y empleo son mi prioridad”


Como una mujer comprometida, así describen los vecinos de Collipulli a la actual candidata a senadora por La Araucanía, Ema Vidal Díaz, quien anteriormente se desempeñó como concejala de Collipulli en dos períodos y además ha colaborado por más de diez años con distintas organizaciones sociales de su comuna.

Ema es ingeniera en prevención de riesgos de profesión y madre de tres hijos; una abogada, un ingeniero y una estudiante de medicina, y junto a su esposo tiene una empresa en Mininco que se dedica a la construcción. Paralelamente, siempre ha estado ligado al servicio social, sirviendo incluso de puente entre empresas y escuelas que requieren algún tipo de ayuda.

Ema Vidal nos concede amablemente una entrevista en medio de su apretada agenda de campaña. A continuación la conversación con la carta femenina más fuerte que hoy compite por un cupo parlamentario en la Cámara de Senadores.

En caso de ser electa ¿Cuáles serán sus prioridades como senadora?
En todos estos años que me he dedicado con cariño y compromiso como servidora pública, y especialmente ahora como candidata recorriendo mi región, he podido constatar que son muchas las problemáticas que afectan a las diferentes comunas. Sin embargo, hay algunos temas que se repiten en diferentes lugares, como por ejemplo la vulnerabilidad en los adultos mayores, los campamentos y falta de oportunidades para acceder a la vivienda definitiva, y por sobre todo el tema de la escasez del empleo en la provincia de Malleco. Es por eso que una vez electa senadora trabajaré arduamente por impulsar soluciones en esos tres aspectos principalmente.

¿Cuál ha sido su aporte como servidora pública durante estos años para mitigar de alguna manera estas tres problemáticas que describe?
Desde el año 2004 que vengo trabajando con los clubes de adultos mayores de Collipulli, específicamente con el grupo Colmena, del sector rural Villa Esperanza, y con el grupo Alegría de Vivir, que pertenece al sector urbano. Mi apoyo a ambos clubes trasciende al aporte económico que cualquier padrino o madrina podría hacer, porque juntos hemos marcado hitos innovadores en estos trece años, como lo han sido las postulaciones al Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) –al que comúnmente postula sólo gente joven- ganando el concurso y permitiendo que los adultos mayores puedan llevar a cabo sus actividades de recreación y también de desarrollo personal. Esto ha significado un apoyo muy importante para ellos, porque les ha permitido vivir el envejecimiento de una forma más feliz.
Asimismo, permanentemente hemos estado trabajando con abogados en diferentes jornadas de charlas para los adultos mayores, para que ellos puedan estar en conocimiento de sus derechos y así evitar el abuso al que lamentablemente están más expuestos.


En muchas comunas de la región aún es posible ver una gran cantidad de campamentos. ¿Los ha visitado durante el tiempo de campaña?
Sí, y desde mucho antes de tomar la decisión de ser candidata a senadora. En mi comuna solamente hay más de 200 familias que viven en campamentos, las que se sienten completamente marginadas de la sociedad y carentes del apoyo de los parlamentarios actuales. En mi opinión, esta realidad es aberrante y no podemos seguir viviendo como si no ocurriera, como si el sufrimiento del de al lado no importara, porque nadie desea vivir en esas condiciones, sin agua potable ni una vivienda definitiva donde ver crecer sanamente a sus hijos.
Antes de ser candidata estaba igual de desilusionada de la política que muchos de mis vecinos y vecinas. Cuando llegaban a tocarme la puerta los políticos que han estado años como parlamentarios con sus volantes decía: “Ya pasaron los cuatro años y vienen de nuevo con lágrimas de cocodrilo a pedirme el voto, para que después que ganen se olviden otra vez de nosotros”, pero entendí que es necesario empoderarse y salir a trabajar por lo que uno quiere, que los problemas que tenemos no se van a solucionar si no somos capaces nosotros, los que vivimos aquí, de disputar los espacios que nos corresponden y pelear incansablemente por lo que consideramos justo y necesario para mejorar nuestras condiciones de vida.

Ante la alta cifra de desempleo en la provincia de Malleco y especialmente en Angol ¿Qué es lo que propone para paliar el problema?
La propuesta que he planteado en reiteradas ocasiones desde hace bastante tiempo se basa en la alianza estratégica entre el Estado y las empresas, que perfectamente puede ser canalizada a través de los que seremos representantes de La Araucanía. Desde mucho antes de ser candidata que he estado conversando con los gerentes de algunas industrias de la provincia, para pedirles que se priorice la contratación de los trabajadores de Malleco. Así también dentro de mis propuestas está trabajar para que las empresas de la región paguen sus impuestos y tributen en este territorio, como una forma de que La Araucanía pueda salir de la pobreza.
He tenido la oportunidad de conversar con diferentes candidatos, de todos los sectores políticos, y hasta el momento ninguno tiene una propuesta clara sobre el tema del desempleo, lo que me parece grave, pues bien sabemos que resolviendo ese problema podríamos superar el escenario adverso que hoy también enfrentamos en materia de delincuencia, pobreza, inseguridad, suicidio, drogadicción, y además ayudaríamos a reactivar el comercio en las comunas. 







Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario