Ema Vidal: la candidata a senadora que apuesta por la descentralización


– Mientras la mayoría de los candidatos a senadores participan de actos ceremoniales haciendo campaña en las capitales provinciales de La Araucanía, Ema Vidal –fiel al estilo cercano y local que la caracteriza- recorre las comunas más pequeñas de la región, esas que entre calles estrechas y casas bajas parecen olvidadas por quienes han sido los representantes de la ciudadanía a lo largo de la historia.
Ema es Ingeniera en Prevención de Riesgos de profesión, ex concejala de Collipulli y madre de tres hijos; una abogada, un ingeniero y una estudiante de medicina; y junto a su esposo tiene una empresa en Mininco que se dedica a la construcción. Paralelamente, siempre ha estado ligada al servicio social, sirviendo incluso de puente entre empresas y escuelas que requieren algún tipo de ayuda. “Siempre brindando ayuda de forma desinteresada”, así la describen sus vecinos, quienes además la recuerdan como una buena concejala. “Sin pelos en la lengua e incansable luchadora social”, declaran acerca de esta mujer que hoy es candidata a senadora por el partido Amplitud en la región de Araucanía.
Desde Galvarino y a través de un contacto telefónico, Ema Vidal nos concede amablemente una entrevista en medio de su apretada agenda de campaña. A continuación la conversación con la carta femenina más fuerte que hoy compite por un cupo parlamentario en la Cámara de Senadores.
La hemos visto muy cercana a las organizaciones sociales y los vecinos de las distintas comunas, principalmente de aquellas que no son precisamente las más grandes de la región y donde están trabajando la mayoría de los otros candidatos.
Así es y no es un hecho al azar. Creo que el tema de la descentralización debe ir mucho más allá del discurso político, es algo que debe traducirse en un trabajo real y en terreno, lo que me ha permitido conocer en directo y de boca de los mismos vecinos y vecinas las necesidades de la región. Una como candidata, y sobre todo como vecina, tiene muchas propuestas de solución a las diferentes problemáticas que nos aquejan actualmente, pero hoy estoy más convencida que nunca de que esas propuestas deben estar aterrizadas a la realidad local de nuestros vecinos, y en ese sentido la acción de escucharlos ha sido una herramienta fundamental para definir los ejes del trabajo parlamentario que desarrollaremos en conjunto una vez que sea electa senadora por mi región.
¿Pero no cree que su apuesta es arriesgada, considerando que la mayoría de los votos están en las ciudades más grandes como Temuco, Angol o Victoria?
Precisamente porque es arriesgada es que estamos aquí. Cuando un candidato o candidata tiene la convicción de trabajar de verdad por todas las personas de una región no puede estar pensando sólo en los votos y ser indiferente ante los problemas que afectan a las comunas con menos habitantes, porque son principalmente ellas las que han sido olvidadas por las autoridades de turno y las que presentan más necesidades. Cada vez que recorro comunas como Galvarino, Cunco, Padre Las Casas, Cholchol, Perquenco me lleno de más fuerza y sobre todo me voy más convencida de que nuestra candidatura es muy importante porque representa una alternativa valiosa de ser la voz de aquellos que se sienten postergados y afectados por el centralismo. Sé que es un trabajo de hormiga el que estamos haciendo, pero tengo la confianza de que junto a la grandeza de la gente de estas comunas vamos a hacer historia en noviembre.
De acuerdo a lo que ha podido conocer en este trabajo territorial que desarrolla en su campaña ¿En qué medida afecta el centralismo a las comunas y localidades con menor población de la región?
En gran medida, porque el descontento de los vecinos de estos sectores es grande y además es una realidad que he podido observar en terreno. Por ejemplo, la falta de conectividad de las comunas es un tema importantísimo que urge resolver y con el cual nuestras autoridades están en deuda. Un tema tan vital como éste no puede ser el último punto de la lista de prioridades, porque con caminos mejores y un mejor sistema de transporte no sólo estamos mejorando el acceso a diferentes sectores, sino también estamos dando dignidad a las familias que hoy hacen patria en lugares apartados. Está bien mejorar la salud y mejorar la educación, pero también tenemos que mejorar la conectividad, para que nuestros hijos puedan llegar a las escuelas, nuestros adultos mayores lleguen a sus controles en los hospitales y nuestros vecinos y vecinas a sus trabajos. La oportunidad de acceder a una mejor calidad de vida no puede ser privilegio de unos pocos, sino un derecho de todos. Lo mismo con el acceso al agua potable, que es un tema que vengo reclamando desde antes de ser candidata a senadora, es urgente aunar esfuerzos para que todas las familias puedan acceder a ella.
Usted es de Collipulli, una comuna aledaña a Angol, que es la capital provincial de Malleco y que por ende recibe más recursos que su ciudad natal ¿Tiene que ver su vivencia personal con esta visión de descentralizar la región?
Sí, de todas maneras. Vivo en la localidad de Mininco, de Collipulli, y he podido vivir en primera persona los efectos del centralismo, sobre todo en el ámbito de la salud. Sé lo que es vivir en una comuna donde si te enfermas debes acudir a otra ciudad más grande como Angol o Victoria para tener la atención de un médico especialista, porque en la comuna sólo se puede acceder a una atención primaria. También sé lo que es sacrificarse como madre para que los hijos puedan tener una buena educación, sobreponiéndose a las distancias y los obstáculos que eso conlleva, todo con el fin de que los hijos puedan ser profesionales, como lo son los míos hoy en día.
¿Y cuál sería la propuesta para mejorar la necesidad que plantea?
Mi propuesta se basa principalmente en hacer bien el trabajo como representante de la ciudadanía. No podemos seguir levantando grandes hospitales, por ejemplo, si no vamos a tener médicos especialistas que atiendan a nuestra gente. El compromiso de las autoridades no puede llegar sólo hasta la foto del corte de cinta de un edificio nuevo, sino que debe existir toda la voluntad política para asegurar efectivamente una mejor atención y salud para todas las personas. La invitación a sumarse a esta candidatura es sincera en decir que para que La Araucanía deje atrás la pobreza y falta de oportunidades todos debemos asumir la responsabilidad de impulsar los cambios que queremos y posteriormente fiscalizar permanentemente para que las cosas marchen bien.
Para mí, ganar las elecciones de noviembre es sólo un punto de partida para un trabajo serio y de la mano con la gente. No se trata de ganar una elección ofreciendo irresponsablemente cosas que no se van a poder cumplir. Hay que terminar con las malas prácticas que aplican hoy quienes pretenden sacar ventaja en votos ofreciendo una vez más favores políticos para conseguir un beneficio del Estado. Los vecinos tienen que saber que es posible obtener las cosas de forma limpia y transparente, que tenemos la riqueza más importante que puede tener un país, que es la honestidad y la capacidad de reinventarse, que es lo que he podido apreciar en la gente de las comunas en este camino como candidata a senadora. Yo los invito a todos a trabajar en conjunto durante los próximos años, porque creo de verdad que en la construcción de un mejor futuro para nuestra región nadie sobra.
Compartir en Google Plus

    Comentar
    Comentar con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario